Hoy comemos fuera de casa

En verano (y en fiestas como la Magdalena) llegan los días enteros fuera de casa y las comidas y cenas en la calle. Muchas veces se tira de bocadillos comprados en el bar más cercano y, otras, de cenas improvisadas y tardías al llegar a casa. Pero también se puede optar por el tupperware, gran aliado de trabajadores y de niños. ¿No os lo creéis? Pues mirad: de primero, brochetas de tomate cherry y queso mozzarella; de segundo, tortilla de patatas, zanahoria y  jamón y queso y, de postre, tartaleta de manzana. Todo, en una única fiambrera.

40 gramos de gramos de queso.
30 gramos de jamón de York (el equivalente a una cortada grande).
80 gramos de cebolla (más o menos, la mitad de una cebolla mediana).
180 gramos de patatas (aproximadamente, una patata grande).
80 gramos de zanahoria (el equivalente a una zanahoria grande).
6 huevos grandes.
250 gramos tomate cherry (la cantidad de tomate a utilizar variará en función del número de comensales).
125 gramos de queso mozzarella fresco y en porciones pequeñas (variará en función del número de comensales).
1/2 cucharadita de orégano.
Aceite de oliva.
Sal.
1 lámina de masa de hojaldre.
1 manzana golden grande.
40 gramos de miel.
120 mililitros de agua.
1/2 cucharilla de canela en polvo.
1 cucharada de zumo de limón.
3 hilos de azafrán.
3 cucharadas de almendra en polvo.
3 cucharadas de azúcar lustre.

Que no cunda el pánico. La propuesta culinaria de hoy es mucho más fácil de lo que parece a simple vista. Tanto, que perderemos más tiempo en enumerar los diferentes platos de que está compuesta que en elaborarlos. Fijaos: para la preparación de las brochetas, tan sólo deberemos ensartar el tomate cherry y la mozzarella en un palillo mondadientes y verteremos sobre ellos un chorrito de aceite de oliva, sal y orégano.

Para la elaboración de las tortillas, únicamente deberemos cortar el queso y el jamón de York en porciones de aproximadamente 5 milímetros de grosor y pelar la cebolla, la patata y la zanahoria. Después, picaremos la primera de las verduras en dados de, más o menos, 5 milímetros de grosor; la segunda, la haremos cachelada, es decir, la romperemos con el cuchillo y en pequeñas porciones y, la tercera, la rallaremos. Una vez finalizadas estas tareas, pondremos a calentar aceite en una sartén y, cuando alcance la temperatura idónea, caramelizaremos la cebolla, es decir, la pocharemos, agregaremos el azúcar, después el vinagre, dejaremos que este último se evapore y retiraremos del fuego. En el mismo recipiente y con el aceite restante, freiremos las patatas y mezclaremos con la cebolla, con dos huevos que habremos batido previamente y con sal. Finalmente, verteremos esta mezcla en los moldes de silicona para magdalenas que habremos engrasado con aceite de oliva con anterioridad.

Haremos lo mismo con la zanahoria rallada y con el queso y el jamón de York: agregaremos los huevos batidos –dos unidades por cada tortilla–, salaremos e introduciremos la mezcla en los moldes. Una vez llenos todos los recipientes, hornearemos a 180º durante 10 o 15 minutos, en función del tamaño de la tortilla, y, una vez cuajada, dejaremos enfriar y desmoldearemos.

Y, para el final, dejaremos la elaboración de la tartaleta de manzana. Para preparar este delicioso postre, cortaremos la masa de hojaldre en círculos de, más o menos, 10 centímetros de diámetro y, con ayuda de un tenedor, haremos pequeños agujeros sobre ella. Después, pelaremos las manzanas, extraeremos su corazón y la cortaremos en láminas que rociaremos con un poco de limón para evitar que se oxiden. Una vez listas, pondremos a hervir el agua con la canela, la miel, dos o tres hilos de azafrán y unas hojitas de menta y, cuando llegue a ebullición, añadiremos las láminas de fruta. Cuando la manzana se haya ablandado, la extraeremos del recipiente y dejaremos que el líquido espese hasta convertirse en jarabe. Espolvorearemos almendra en polvo encima del hojaldre, dispondremos las láminas de fruta sobre ella y pintaremos la manzana con jarabe. Hornearemos a la misma temperatura que las tortillas, es decir, a 180º durante 12 minutos y, una vez cocida la tartaleta, extraeremos del horno y dejamos enfriar.

Por último, dispondremos las brochetas, las tortillas y la de manzana en un tupperware y disfrutaremos al aire libre de esta comida.

1. Una vez insertado el tomate cherry y el queso mozzarella en un palillo mondadientes, cortar el queso y el jamón de York en porciones de 5 milímetros de grosor, aproximadamente.

2. Pelar la patata y la cebolla y picar la primera en dados de, más o menos, 5 milímetros de grosor y la segunda, del mismo tamaño pero cachelada, es decir, rota por el cuchillo.

3. Pelar y rallar la zanahoria.

4. Calentar aceite de oliva en una sartén y, cuando alcance la temperatura necesaria, caramelizar la cebolla; es decir, una vez pochada, añadir azúcar y vinagre blanco y dejar que este último se evapore.

5. En la misma sartén y con el aceite restante, freír las patatas.

6. Batir los huevos y mezclar dos de ellos con las patatas y las cebollas, otros dos con la zanahoria rallada y los dos restantes con el jamón de York y el queso. Salar al gusto.

7. Engrasar los moldes de silicona con un poco de aceite de oliva.

8. Verter en los moldes de silicona la mezcla de cada una de las tortillas, introducir en el horno que previamente habremos precalentado a 180º y cocer de 10 a 15 minutos en función del tamaño de los moldes y de la cantidad de mezcla con que los hayamos rellenado.

9. Una vez cocidas las tortillas, retirar del fuego, dejar enfriar y desmoldear.

10. Pelar la manzana, extraer su corazón y cortar en láminas finas. Rociar con un poco de zumo de limón para evitar que se oxide.

11. En un cazo, hervir el agua con la miel, la canela, la menta y el azafrán.

12. Cuando el agua llegue a ebullición, añadir las láminas de fruta y cocer hasta que estas se ablanden.

13. Una vez blanda la manzana, extraer del cazo y dejar que el líquido espese hasta adquirir la forma de un jarabe.

14. Cortar el hojaldre en cilindros de, más o menos, 10 centímetros de diámetros, espolvorear sobre ellos almendra molida, disponer las láminas de manzana encima y pintar con el jarabe. Hornear las tartaletas a 180º durante 12 minutos y, una vez cocidas, retirar del fuego.

Be Sociable, Share!

Noticias relacionadas recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

He leído y acepto el aviso legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!