Billy Boom Band en Formigues Festival: “Nuestra contraseña para el concierto es: Pasarlo bien”

Raúl Delgado y Marcos Casal, Billy Boom Band.

Tienen un lema claro, que además aseguran que lo cumplen al 100%, van a “Pasarlo bien”: “Si vienes a un concierto nuestro lo comprobarás”. La Billy Boom Band, proyecto musical tras el que se encuentran Marcos Casal y Raúl Delgado, ambos miembros de La Sonrisa de Julia, es una de las propuestas musicales que trae la cuarta edición del Formigues Festival, el 14 y 15 de mayo en Benicàssim (puedes consultar la guía del festival aquí). Lo suyo no es simple música para niños, sino que han encontrado la fórmula para conseguir que todo el público disfrute, mayores y pequeños, y, sobre todo, se lo pase bien a través de su pop-rock.

Desde una casi necesidad personal por hacer una música de calidad y adecuada a los niños y niñas, la Billy Boom Band se ha convertido en un fenómeno. Hablamos con Marcos Casal días antes de su paso por el hormiguero (su concierto será el sábado 14 a las 17.30) para descubrir qué se esconde tras esta propuesta, qué nos espera en Formigues, hablar sobre música y, de paso, conocer un poco sobre su próximo proyecto en solitario.

>Esta es una pregunta prácticamente necesaria, ¿cómo se pasa de La Sonrisa de Julia a una propuesta como la de la Billy Boom Band?
Es un proceso largo porque yo ya en el 2007 viajaba con una mochila y con una tal Julia, que ahora es la madre de mis hijos, y viajábamos cantando “yo sólo busco la manera de pasarlo bien” –canturrea-, que es una canción del disco de la Billy Boom Band, la que da nombre al disco. Y en ese momento pensamos que podía haber un disco de rock de calidad, pero para niños; que tuviera buenos arreglos y que no perdiera la calidad, porque eso no lo encontrábamos. Fue una idea que se quedó ahí, y ya cuando tuvimos hijos nos pusimos en serio y grabamos un disco. En principio era una cosa para hacer con amigos, para nuestros hijos y nuestros amigos, y poco a poco fue creciendo hasta estar girando por toda España y sacar el disco con Sony Music.

>Vosotros mismos lo decís, hacéis música para niños, pero también para padres…
Sí, uno de nuestras frases es que es música para niños Y sus padres, lo ponemos en grande porque realmente en nuestros conciertos casi que se lo pasan mejor los padres que los niños –ríe-. Intentamos cuidar esto, para nosotros era una idea fundamental para poder tener un experiencia con tu hijo y disfrutarlo, pero disfrutar tú también. Es como las películas de Pixar, que se supone que son para niños pero a mí me encantan –ríe-, y eso es lo que buscábamos. Además, para mí, como padre, el poder tocar delante de mi hijo me parece un subidón, y es algo que con La Sonrisa de Julia no podía. Realmente con La Sonrisa de Julia llevábamos ya muchos años, yo sentía que mi ciclo terminaba y simplemente aproveché el momento para sacar este disco que tenía pendiente.

>Como has comentado antes, la Billy Boom Band surge porque notabais que faltaba una oferta musical diferente, ¿hay necesidad de una escena, un género propio de música para niños y niñas?
Hay cosas, pero para mi gusto son muy infantiles… En el peor sentido de la palabra infantil, es decir, simplifican mucho las estructuras, las letras son súper simples, con mucha moral como: “Te tienes que lavar los dientes”, y yo creo que eso hay que decírselo a los padres.

>¿Y cómo le da forma la Billy Boom Band a su música; a las composiciones, letras,…? ¿Cómo contrarrestáis esto?
Lo que intentamos es ponernos en la cabeza de los niños, sentirnos como ellos. No como un padre que le quiere dar un mensaje a su hijo, sino como el niño que todos llevamos dentro, que todavía lo tenemos ahí. Evidentemente son canciones de tempos, en general, animados, de ritmos animados y que han de ser excitantes para un niño pequeño, no puedes meter muchas baladas básicamente. Y luego, a partir de ahí, que las letras sean estimulantes y un poco canallas, porque a ellos les gusta ser canallas, y que si les vas a transmitir valores, no se los transmitas de manera directa. Si tú le dices a un niño pequeño: “No puedes mentir”, y luego te oye a ti mentir… Es ridículo. Lo único que hacemos nosotros es disfrutar mucho las canciones, pasarlo bien y amar las cosas que amamos para que ellos reciban esos valores, pero sin decírselo. Sin decirles: “Tienes que amar la naturaleza”… Pues no, tenemos una canción que es “Que canten los bosques”, que habla sobre disfrutar de la naturaleza y ellos ya lo captan directamente.

>Que lo puedan entender a través de la música, no como algo impuesto
Sí, y que lo sientan, porque una vez que abren el corazón ya les entra con mucha facilidad, sin tenérselo que decir con el dedo levantado –ríe-.

>¿Y qué respuestas estáis recibiendo, tanto de los niños como de los padres, cuando sacáis el disco, un videoclip nuevo, en los conciertos, etc.?
Los niños alucinan, y si vienes a un concierto nuestro lo comprobarás. ¡Es un fiestón! El otro día, por ejemplo, porque nosotros hacemos conciertos en teatros, salas de rock y también en colegios, y el otro día estuvimos en un cole con 500 niños y botaban como si fuera un concierto de Metallica –ríe-. Este tipo de feedback que estamos teniendo con los chavales es increíble, pero es que los padres también nos vienen muchas veces después de los conciertos a darnos las gracias por la iniciativa. Es que, ya te digo, era una cosa que era para nosotros y amigos y, poco a poco, la propia respuesta nos ha ido llevando hacia otras metas, y la verdad es que estamos encantados.

>Pero la Billy Boom Band es mucho más que música, en vuestro proyecto hay una parte didáctica muy importante e incluso en vuestra web…
Buah… Hemos hecho un disco, pero es que el disco va con un DVD con once videoclips hechos por nosotros y es una producción complicadísima. Y no sólo el CD-DVD, que yo nunca lo había hecho y menos todo producido por nosotros, sino que hemos hecho un libro, que Julia es editora y es la parte de la Billy Boom Band que no se ve, también talleres de composición con los niños, hacemos canciones con ellos para que vean lo sencillo que puede resultar, unidades didácticas para que puedan trabajar las letras en inglés, para distintas edades, etc. Es un proyecto que va mucho más allá y, como tal, nos tiene más atareados que nunca –ríe-.

>¿Pero lo seguís pasando bien?
Sí, lo pasamos de lujo porque además el feedback es espectacular. Cuando a los niños no les gusta algo se les nota a la primera, pero como les guste… Desde la primera canción están como locos pidiéndote más como si fuera la última –ríe-. Es increíble.

Marcos Casal y Raúl Delgado, la Billy Boom Band.

Marcos Casal y Raúl Delgado, la Billy Boom Band.

Además hay una cosa que nos está pareciendo espectacular. Nos llegan muchos mensajes cada dos por tres de gente que tiene hijos con problemas de timidez, por ejemplo, que ni bailan ni nada y después de un concierto nuestro, como nosotros estamos súper desinhibidos en el escenario, pues ya baila. Y hasta una profesora de un colegio de educación especial nos escribe cada semana para decirnos que cuando les ponen nuestro disco se expresan mogollón, sonríen, cantan, bailan,… Y este tipo de cosas que nos están ocurriendo van más allá de lo alucinante que es estar tocando en un teatro con padres, niños y abuelos bailando como locos, que es algo increíble, pero yo que tengo hijos y sé lo que se podría sentir cuando tu hijo tiene un problema… Nos emociona mucho que la gente nos lo transmita, y es algo que nunca habríamos esperado. Es un extra que ni si quiera nos imaginábamos que podría ocurrir y que, por lo tanto, estamos disfrutando a tope.

>Como magia…
Y más cuando ni te lo planteas. No pensábamos que nos iban a escribir, por ejemplo, de un colegio de educación especial. Es un subidón. Para nosotros es fundamental, y sí que lo trabajamos en nuestros conciertos; exprésate, baila, píntate las uñas o los ojos si quieres, seas un niño o una niña, exprésate como a ti te apetezca, de manera personal.

>Y, de paso, les despiertas cierta inquietud por la música, por descubrir qué les puede o no gustar…
Efectivamente. Es que en nuestra generación de niños hay mucha incultura musical, de verdad. Hay niños de diez años que no saben quiénes son The Rolling Stones o The Beatles… Y a mí me parece muy fuerte –ríe-, que luego no les tiene por qué gustar, pero por lo menos que lo conozcan y tengan esa posibilidad de saber qué existe.

>Todo esto que me cuentas lo comprobaremos pronto con vuestro concierto en el Formigues Festival. ¿Conocíais el festival?
Conocemos el Formigues, pero desde la distancia, nunca hemos estado. Pero este tipo de cosas a nosotros nos encanta porque somos gente familiar y nos gusta mucho que no sea sólo para peques, sino que sea para peques y padres y que podamos pasarlo todos de lujo. Eso es lo que nos interesa, y por eso estamos ahí apoyando el festival, porque tenemos claro que todas estas iniciativas las vamos a apoyar.

>¿Cómo de bien lo vais a pasar en Formigues?
Lo que vais a ver es una banda pasándoselo pipa. Somos cinco en el escenario y nos lo pasamos súper, súper bien y, los que no nos hayan visto, van a alucinar. Lo digo sin complejos porque realmente la gente se sorprende mucho de que, aunque sea algo familiar, en realidad tiene muchísimo de rock y es muy enérgico.

>Antes me has dicho que vuestras letras tienen un toque canalla… Y esta edición del Formigues Festival conmemora el cuarenta aniversario del movimiento punk. ¿Qué tiene la Billy Boom Band de punkis?
-Ríe- bueno, tenemos una canción, “Awakimow”, que es muy punk. Tampoco es que seamos los tipos más punkis del mundo, somos sobre todo más Freddie Mercury por decirlo de alguna manera –ríe-. Somos muy de corazón abierto, la gente canta muchísimo, salta,… Y nosotros vais a ver que bailamos y lo damos todo, acabamos siempre con la camiseta empapada.

>Van a acabar derrotados…
En los conciertos de La Sonrisa de Julia me cansaba una cuarta parte de lo que me canso en la Billy Boom Band, la verdad. Para mí es que esto es la culminación de La Sonrisa de Julia, porque cada vez nos lo pasábamos mejor y nos divertíamos más, nos tomábamos menos en serio, que eso creo que es bueno, y la meta final ha sido Billy Boom Band. No somos más que cinco tíos que desde que nos metemos en la furgoneta no paramos de reírnos, somos cinco amigos además de cinco músicos, y nos tomamos estos festivales como un viaje que hacemos juntos y en el que nos los pasamos pipa. En realidad nuestra contraseña para entra a un concierto es: Pasarlo bien –ríe-.

>Y con público exigente
Yo ya estoy acostumbrado, tengo dos y ya estoy curtido –ríe-.

>Has hecho referencia a que una de las cosas más importantes para vosotros dentro de la Billy Boom Band es el hecho de que adultos y niños puedan disfrutar juntos de un concierto. Está en marcha la iniciativa #Queremosentrar, que persigue que los menores puedan entrar en los conciertos y disfrutar de la música. Además, recientemente Las Cortes Valencianas han aprobado el trámite para la modificación de legislativa. Como músico, amante de la música y padre, ¿apoyas este tipo de movimientos?
Estamos absolutamente a favor. Además, es que nos ha parecido increíble que el movimiento #QueremosEntrar ha nacido de gente menor. O sea, no es gente mayor que ha llevado esto a que se aprobara en Madrid, redactado un documento, etc. No, no, han sido menores los que lo hacían. Lo cual, todavía me parece más alucinante y más motivo de apoyo. Yo tengo claro que cuando saque mi próximo disco, para adultos, haré algunos matinales también para familias, porque me parece algo alucinante, de verdad. Recomiendo a todos los grupos que aprovechen, porque además si tocas en una sala por la noche puedes aprovechar al día siguiente para hacer un matinal al mediodía para ese tipo de público que tiene hijos. A mí es que todo lo que sea compartir cosas con hijos me parece espectacular.

>Y de paso vas reclutando nuevos seguidores…
Hay que ir sembrando –ríe-.

>Me has hablado de un próximo disco… ¿Qué estás preparando?
En realidad yo sigo componiendo. Compongo por necesidad, en vez de ir al psiquiatra, que también debería ir –ríe-, hago canciones y voy templando a la bestia. Desde hace tiempo que tenía pendiente un disco en solitario, grabado todo por mí… Suena mucho a madera, a piano, guitarras acústicas y obviamente suena a La Sonrisa de Julia, porque yo componía entonces, pero es menos eléctrico y menos pop y probablemente sea más íntimo y más personal.

>Otro paso más…
Este proyecto resume mis años de adaptación a la vida de padre en cierto modo. Yo fui padre hace cinco años y ha sido un proceso costoso para mí, y maravilloso también al mismo tiempo. Pero, claro, yo venía de una vida muy libertina de horarios y a nivel emocional, y tener hijos es una aventura espectacular. Integrar todo eso de La Sonrisa de Julia, en mi vida, pérdidas que he tenido, y llegadas maravillosas también, todo eso se resume en este disco que se llama Océano Caos, que estoy terminando de grabar, que tengo la suerte de mezclarlo en Nueva York y que está quedando increíble… A mí me encanta. No tengo ninguna prisa y el recibimiento que estoy teniendo es espectacular, estoy muy ilusionado pero tranquilo, sin ansiedad.

>Algo calmado y trabajado…
Sí. Quiero que sea un proyecto pequeñito y que vaya creciendo como tenga que crecer, no tengo grandes aspiraciones. Parto de hacer las cosas con cuidado, hacerlas bien y bonitas, con cariño y transmitirlo así. Que es también lo que hemos hecho con la Billy Boom Band, y así lo quiero hacer, hemos aprendido mucho y me parece un camino maravilloso para hacer con mi chica, en el que hemos aprendido muchísimo, ya que nosotros nos gestionamos todo.

>La dueña de la sonrisa
La dueña –ríe-. Así también queremos hacer este disco, que cuando uno hace las cosas bien y uno mismo, aunque cueste mucho tiempo y trabajo, le estás imprimiendo ese sello súper personal que no había podido imprimir en mis discos anteriores, y que a partir de la Billy Boom Band estoy empezando a hacer.

Be Sociable, Share!

Noticias relacionadas recientes

iss050e028908_0
Juegos y talleres
El universo, a un clic
magdalenas_portada
Cocina divertida
Magdalenas caseras

2 pensamientos en “Billy Boom Band en Formigues Festival: “Nuestra contraseña para el concierto es: Pasarlo bien”

  1. Pingback: Espai Menut | Formigues Festival se pone a 5.000 en su cuarta edición

  2. Pingback: Espai Menut | Guía del V Formigues Festival

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

He leído y acepto el aviso legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!