César Bona en el Auditori de Castellón. Aforo completo para hablar de educación

Cesar_Bona02

“Esto sí que es espectacular”. Así recibía César Bona, finalista del Global Teacher Prize, lo que le convierte en uno de los cinco mejores maestros del mundo, a las 1200 personas que se encontraban el pasado miércoles 28 de septiembre de 2016* en el Auditori i Palau de Congressos de Castellón. Una cita “para hablar de educación”.

No es la primera vez que César Bona pisa Castellón, ya lo hizo el pasado mes de abril generando tal expectación que, debido al aforo del lugar en el que se realizaba el coloquio, muchas personas no pudieron tener la oportunidad de escuchar al maestro zaragozano. Razón de más para, como Alfredo Llopico (Fundación Caja Castellón) remarcaba apelando a la ironía en la presentación del acto, “repetir la merienda”.

Otra de las razones que llevaban a César Bona al Auditori de Castellón es la publicación de su último libro, Las escuelas que cambian el mundo, en el que narra su experiencia en 7 escuelas en España que siguen modelos diferentes, modelos de éxito. Las mismas escuelas que ha dado a conocer en el Auditori; pero también a sus protagonistas, desde los que las impulsan hasta las historias de los niños que aprenden en ellas (como la historia de Lucas, el niño de 8 años que César encontró en una escuela de Galicia realizando un mapa conceptual sobre el alzhéimer -su abuela padecía la enfermedad y había fallecido recientemente-, él quería saber más y su maestra simplemente le proporcionó las herramientas necesarias y la libertad para aprender).

César, quien confiesa haber acabado siendo maestro casi por azar, explica de qué manera une al adulto que es con el niño que fue, para así poder entender bien a sus alumnos: “Navegan constantemente en el mundo de la imaginación”, un mundo que el sistema va apagando paulatinamente, dejando la ilusión y la creatividad fuera del aula. Olvidando que, para una misma pregunta, pueden haber muchas respuestas.

Ninguno de los centros por los que ha pasado César en este viaje cumple las reglas determinadas, se rige por sus propias normas, las mismas que les permitan educar y convertir a esos niños y niñas en “seres sociales”. Si esto funciona, ¿por qué no aplicarlo al resto de centros? ¿Por qué miramos hacia otros países cuando en España existen fórmulas que funcionan? ¿Estamos preparados para un cambio educativo?

Cesar_Bona03

La educación de la que habla César se basa en la cooperación como base del aprendizaje. Un trabajo en equipo, y no sólo por parte de los niños y niñas, sino de los propios profesores: “Es esencial que eduquemos para la sociedad, para la tolerancia y el respeto”. Porque, en realidad, la educación es mucho más que crear seres empleables. Porque si van felices a la escuela es cuando se conseguirá obtener el mejor resultado. “Entre niños las etiquetas no existen”, remarca César, “dentro de las diferencias, uno aprende más”.

En estos centros el profesor deja de ser la única autoridad, sino que son los niños y niñas quienes ponen las normas (incluso en algunos centros son ellos los que evalúan a los profesores), por eso se esfuerzan en cumplirlas. Ese sentimiento de implicación hace que estén más contentos y permite que los maestros puedan ver más fácilmente hacia dónde van y hacia dónde quieren ir. Dentro de ese proceso de cooperación también es importante invitarles a investigar, a que descubran por ellos mismos (como el caso de Lucas). “No es fracaso escolar, es el fracaso del sistema”, sentencia César.

El objetivo que persigue César dando a conocer las historias de estos centros es el de demostrar que es posible conseguir una educación inclusiva: “Educar para la sociedad, porque en la sociedad lo vamos a encontrar todo”.

· Los deberes

“No todo está en los libros ni en las extraescolares”, afirmaba César Bona. Defendiendo la necesidad de tiempo libre para los niños, pero también para las familias: “Los niños tienen que tener derecho a jugar y a disfrutar de su tiempo libre, y los padres a poder jugar con ellos”, remarcaba, “tienen derecho a aburrirse”. Para cuestiones como la de los deberes, César apunta directamente a la falta de diálogo entre las familias y la escuela, la necesidad de crear ese modelo de cooperación en el que la escuela, verdaderamente, es de lo niños, ni de los intereses de las familias, los docentes o el poder político.

· La Jornada continúa

Durante la última parte del coloquio de César Bona en el Auditori de Castellón se dio paso a las preguntas que habían formulado en ese mismo momento los asistentes. Una de las más repetidas hacía referencia a la jornada continúa en las escuelas, a lo que César contesta de una forma clara: “Lo que hay que priorizar es el bien del niño”.

· Los futuros docentes

César apunta hacia una formación de futuros docentes que siga este camino, el de crear unos modelos educativos que se basen en la cooperación, el diálogo, porque no importa si el método es más o menos tradicional sino que funcione, y en crear seres sociales, manteniendo las bases de la ilusión, curiosidad e imaginación. Dejar de ser maestros que se creen aislados: “No sois islas, no estáis solos”, enfatiza César, para ver de qué manera hay muchos otros intentando cambiar y mejorar las cosas: “¿Qué si merece la pena todo esto? Claro que la merece”.

Cesar_Bona01

*Cesar Bona estará en el Teatro Municipal de Benicàssim el 12 de enero de 2018 a las 18.00: Escuchar para educar. Entrada gratuita.

_fotos de Carme Ripollès (ACF).

Be Sociable, Share!

Noticias relacionadas recientes

Un pensamiento en “César Bona en el Auditori de Castellón. Aforo completo para hablar de educación

  1. Pingback: Espai Menut | César Bona y Pedro García Aguado hablan de educación en Benicàssim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

He leído y acepto la política de privacidad

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!