Ñoquis de calabaza: una alternativa a la tan socorrida pasta

modifGNOCHIS-DE-CALABAZA

Para preparar unos Ñoquis de Calabaza caseros no hace falta ser un gran cocinero. Tampoco una ocasión especial. Lo único que se necesita es tiempo. Y no demasiado. Con una hora y media tendremos más que suficiente para elaborar la masa con la que prepararemos este plato de origen italiano y que se presenta como una alternativa perfecta a la pasta, tan socorrida cuando se tiene niños. Pero para eso, para no invertir más de 90 minutos en la elaboración de estos ñoquis caseros, deberemos ser un poco precavidos y no dejar la parte nos tomará más tiempo, el horneado de la calabaza, para el final. Lo ideal es asarla la noche anterior, mientras hacemos la cena o acostamos a los niños, sin obligarnos a permanecer en casa por horas. El resto, como ya hemos dicho, es pan comido: un cuarto de hora para elaborar la masa y apenas diez minutos para su cocción. Os aseguramos que el trabajo –y el tiempo-merece la pena.

Ñoquis de Calabaza

  • 1 kilo de Calabaza.
  • 150 gramos de Harina de Trigo.
  • 150 gramos de Semolina (en su defecto, 150 gramos más de Harina de Trigo).
  • 1 Huevo.
  • ½ cucharita de Nuez Moscada.
  • 1 cucharadita de Sal.

Salsa de Mantequilla

  • 80 gramos de Mantequilla.
  • 1 diente de Ajo.
  • 10 hojas de Albahaca fresca.
  • Sal y Pimienta.

Salsa de Tomate

  • 400 gramos de Tomate triturado.
  • 200 gramos de Cebolla (aproximadamente, una cebolla mediana).
  • 1 diente de Ajo
  • 10 hojas de Albahaca fresca.
  • Aceite de Oliva, Sal y Pimienta.

Una vez horneada la calabaza y a temperatura ambiente, lo primero que deberemos hacer es extraer  su pulpa y verterla en un bol. Acto seguido, añadiremos el huevo, la sal y la nuez moscada y mezclaremos todos los ingredientes con las manos. Cuando la calabaza haya alcanzado una textura fina y homogénea, añadiremos la harina y la semolina –en el caso de contar con este ingrediente-. Lo haremos poco a poco, para evitar que se creen grumos y que el sabor de la harina opaque al de la calabaza. Debemos tener en cuenta que la masa debe poderse trabajar con las manos, pero que ésta debe conservar cierta humedad. Así que no debemos preocuparnos si, mientras amasamos la mezcla, se nos pega un poco en los dedos o no adquiere una textura uniforme. La idea es que sea lo suficiente firme como para poder manipularla con tranquilidad y que, una vez en el agua, no se deshagan. Una vez adquirida la textura idónea, añadiremos un poco de harina en una superficie lisa, cogeremos un poco de masa y  haremos un rollo de aproximadamente cinco centímetros con ella. Cortaremos con ayuda de un cuchillo y moldearemos con los dedos hasta que adquiera la forma ovalada tan característica de los ñoquis. Si disponemos de tiempo y queremos, podemos dibujar pequeñas rayas en su superficie con ayuda de un tenedor.  Aunque esto, la imagen, no afectará nada al sabor de este plato. Tan sólo al emplatado.

Elaborados los Ñoquis de Calabaza, nos centraremos en la salsa que los acompañará. Aunque en nuestro país estamos acostumbrados a comerlos con la misma condimentación que utilizamos para dar sabor a la pasta, en Italia suelen ser mucho más cautos a la hora de aderezarlos. Una simple salsa elaborada con tomate, mantequilla o ajo y salvia es suficiente para aromatizar un plato que, si por algo se caracteriza, es por su sabor y su contundencia. Nosotros os damos dos opciones para acompañar los Ñoquis de Calabaza. La primera es elaborar una salsa de mantequilla. Para ello, derretiremos la mantequilla en una sartén, doraremos un diente de ajo en ella, añadiremos unas cuantas hojas de albahaca picada y salpimentaremos la mezcla. La segunda requerirá un poco más de nuestro tiempo pero, al igual que la primera, es bien sencilla de elaborar. Pondremos a calentar un poco de aceite en una sartén, añadiremos cebolla cortada en dados y, una vez pochada, agregaremos el ajo. Una vez adquiera un tono dorado, verteremos el tomate triturado y dejaremos cocer durante media hora. Salpimentaremos y añadiremos albahaca.

Mientras preparamos la salsa que acompañará a los Ñoquis de Calabaza, pondremos a calentar agua en una cazuela de base ancha. Cuando llegue a ebullición, salaremos, añadiremos los ñoquis, esperaremos a que suban a la superficie y retiraremos del fuego. Colaremos, serviremos en los platos, bañaremos con la salsa que hayamos decidido elaborar y espolvorearemos queso parmesano por encima.

Hornear la calabaza y, una vez a temperatura ambiente, extraer la pulpa, desechando la piel y las semillas.

Hornear la calabaza y, una vez a temperatura ambiente, extraer la pulpa, desechando la piel y las semillas.

En un bol, mezclar la pulpa de la calabaza, con el huevo, la nuez moscada y la sal. Cuando la mezcla adquiera una textura fina, añadir poco a poco la harina y la semolina (siempre que dispongamos de ella) y trabajar con las manos.

En un bol, mezclar la pulpa de la calabaza, con el huevo, la nuez moscada y la sal. Cuando la mezcla adquiera una textura fina, añadir poco a poco la harina y la semolina (siempre que dispongamos de ella) y trabajar con las manos.

Espolvorear un poco de harina en una superficie lisa y hacer pequeños rollos de aproximadamente cinco centímetros de ancho con la masa. Con ayuda de un cuchillo, cortar porciones de poco más de un dedo de grosor.

Espolvorear un poco de harina en una superficie lisa y hacer pequeños rollos de aproximadamente cinco centímetros de ancho con la masa. Con ayuda de un cuchillo, cortar porciones de poco más de un dedo de grosor.

modifGNOCHIS-DE-CALABAZA_4_B

Moldear los ñoquis de calabaza con las manos. Poner a calentar agua en una cacerola de base ancha y, cuando entré en ebullición, salar y verter los ñoquis. Retirar del fuego y colar cuando suban a la superficie.

Para hacer la salsa de mantequilla: en una sartén, calentar la mantequilla y, una vez derretida, sofreír el ajo, agregar la albahaca y salpimentar. Bañar los ñoquis de calabaza con esta salsa y espolvorear parmesano por encima.

Para hacer la salsa de mantequilla: en una sartén, calentar la mantequilla y, una vez derretida, sofreír el ajo, agregar la albahaca y salpimentar. Bañar los ñoquis de calabaza con esta salsa y espolvorear parmesano por encima.

Para hacer la salsa de tomate: en una sartén, calentar aceite y, cuando alcance la temperatura idónea, pochar la cebolla, sofreír el ajo, agregar el tomate, dejar cocinar media hora, espolvorear albahacay salpimentar. Bañar los ñoquis de calabaza con esta salsa y espolvorear parmesano por encima.

Para hacer la salsa de tomate: en una sartén, calentar aceite y, cuando alcance la temperatura idónea, pochar la cebolla, sofreír el ajo, agregar el tomate, dejar cocinar media hora, espolvorear albahacay salpimentar. Bañar los ñoquis de calabaza con esta salsa y espolvorear parmesano por encima.

Be Sociable, Share!

Noticias relacionadas recientes

FullSizeRender
Cocina divertida
Ensalada de Pantera Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

He leído y acepto el aviso legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Be Sociable, Share!